Crema de Calabaza

Cuando era pequeña creo que no muchas veces comía cremas. Solo recuerdo alguna crema de malanga o frijoles y la clásica crema de queso que a todos les encantaba. Pero de verduras o vegetales, no recuerdo muchas cremas.
Mi acercamiento real a las cremas (al menos desde el lado del que cocina) lo tuve en España. Allí conocí la famosa dieta mediterránea y uno de los descubrimientos más interesantes para mi fueron las cremas de verduras o vegetales. Además que tenia el plus de que era una de las pocas maneras en que la descendencia comía verduras. Y para rematar eran fáciles y rápidas de hacer.
Total, que un dia oí a una amiga hablar de una crema que había preparado. Me interesé, le pregunté y probé. Y desde entonces que sigo enganchada a las cremas y al día de hoy las preparo de diferentes maneras, así como siempre intento que al menos una vez por semana tengamos una en el menú.
Ahi les va una de ellas:
Crema de calabaza
Ingredientes:
-1 calabaza no muy grande
-1 litro de leche de coco (o una lata)
-turmeric en polvo (cúrcuma)
-cilantro
-albahaca
-sal
Preparación:
Pela y corta la calabaza en trozos no muy grandes.
En una olla añades la calabaza y la leche de coco y lo pones a fuego medio.
Añade también sal a gusto, una pizca de turmeric, y de cilantro (puede ser deshidratado o natural)
Déjalo cocinar hasta que la calabaza esté blanda.
Una vez listo lo licúas o bates todo en una licuadora y listo!
Al servir, espolvorea por encima de cada plato un poco de albahaca para decorar.
Buen provecho!
Tip:
Para que te quede con la textura “ñam ñam”
Si te parece que la leche de coco no es suficiente líquido puedes añadir un poco de agua. La idea es que el líquido total cubra las calabazas, pero sin pasarnos. De esta manera te aseguras de que te quede  cremosita.
El ingrediente estrella de hoy:
El turmeric o cúrcuma es una especie muy utilizada y conocida en la India. Lo suelen utilizar en la preparación del curry. Se le atribuyen muchísimas propiedades y beneficios para la salud. Según dicen, es el antiinflamatorio natural más potente que hay. Lo puedes encontrar en polvo o natural. Lo puedes usar en sopas, licuados o batidos de frutas, arroces, etc.
En Perú se le conoce como Palillo, y es el que le da color (y sabor) al famoso platillo peruano llamado “Ají de Gallina”. En Colombia se le conoce como azafrán de raíz.
Puedes conocer más sobre esta maravilla en https://es.wikipedia.org/wiki/Curcuma_longa

 

Autor: Sandra

Soy una mezcla de 6 países, muchísima gente y un montón de experiencias. A mixture of 6 countries, too many people and a lot of experiences. La Habana. Santiago de Chile. Barcelona. Valencia. Bogotá. Mexico DF. Miami.

2 thoughts

  1. El plato siempre me ha parecido excelente. De hecho, fue la primera “receta exótica” que me preparó mi esposa. No obstante el nuevo ingrediente: el turmeric, me resultó vital en la última preparación. Fue una experiencia exquisita.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s