Arroz con bacon y garbanzos

Este arroz es tan rico como salvador. Ideal para días con poco tiempo para cocinar. Ingredientes sencillos y poca faena en la cocina. Y para rematar sabroso. El sueño de cualquier cocinero de a diario.

Los que cocinamos sabemos que cocinar tiene sus fases, a veces los cocineros estamos de muy buen ánimo y con mucha motivación, y nos da por buscar o preparar recetas complicadas e ingredientes rebuscados, en busca de sabores nuevos o texturas distintas. A esos días yo los llamo: «Días Ferran Adrià«. Se viene uno arriba y como no lo detengan hasta la esferificación no paras. 🙂 Plan minimalista al emplatar, cubiertos chulos, platos diferentes, servilletas de tela, copas y el copón divino.

Luego hay otros días en que pasa absolutamente lo contrario. Pocas ganas, cero inspiración, pocos deseos de liarte cocinando o pasarte muchas horas en el proceso. Pero, por más cansado o desmotivado que esté alguien a quien le gusta cocinar, siempre, siempre y siempre tiene en su mente sorprender a sus comensales con algo rico. Eso no tiene remedio. Y a estos días les llamo: «Días Jaime Oliver cocinando en 30 minutos«

Esta receta de hoy pertenece al último grupo, y se puede preparar tanto en olla rapida como en olla normal. Yo la he hecho en una olla a presión de las eléctricas, y ha quedado de diez.

Ahí te va, a ver qué te parece:

Ingredientes:
(para 6 personas)

  • 2 tazas de arroz blanco de grano largo
  • 2 tazas de agua o caldo de verduras o de pollo
  • medio paquete de bacon cortado en trozos pequeños
  • 1 bote de garbanzos
  • sal al gusto

Para el sofrito:

  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 pedacito de pimiento rojo
  • salsa de tomate (3 cucharadas)
  • comino y orégano molidos
  • un chorrito de vino de cocinar o vino blanco

Preparación:

  1. En la misma olla donde vas a hacer el arroz pon primero el bacon sin nada de aceite a sofreír unos 3-4 minutos a fuego fuerte. Baja entonces el fuego y haz el sofrito añadiendo primero la cebolla picadita, luego el pimiento también cortado en brunoise y por último el ajo machacado junto con el orégano y el comino teniendo cuidado siempre de que nada se te pase de cocción o se queme. Agregas entonces un chorro de vino para cocinar y subes el fuego, y dejas unos minutos reducir hasta que el alcohol se evapore. Al final, mojas todo con la salsa de tomates y déjalo un par de minutos con el fuego bajo.
  2. Añades entonces el arroz, los garbanzos (sin el líquido del bote) y el caldo o agua. Corrige sal.
  3. Deja el fuego medio-bajo y tapa la olla y deja cocinar por 20 minutos. Si usas olla rápida serán 10 minutos desde que coja presión.

Tips:

  • Lo puedes acompañar con unos plátanos maduros fritos y una ensalada de tomates y aguacates.
  • Si no tienes garbanzos de bote lo puedes hacer con garbanzos que ya estén cocidos previamente, y por supuesto escurridos.

El ingrediente estrella:

Los garbanzos: Representan un buen aporte de proteínas e hidratos de carbono de absorción lenta. Contiene mucha fibra por lo que es un alimento muy saciante. Ayudan tanto al proceso digestivo como a la salud cardiovascular. Los garbanzos son un buen ejemplo de que no debemos centrarnos únicamente en el aporte calórico de un alimento, sino en la calidad nutricional del mismo. Así que hazle un hueco en tu dieta, ya que se lo ha ganado por méritos propios.

Author: Sandra

Soy una mezcla de 6 países, muchísima gente y un montón de experiencias. A mixture of 6 countries, too many people and a lot of experiences. La Habana. Santiago de Chile. Barcelona. Valencia. Bogotá. Mexico DF. Miami.

Deja un comentario